Fiesta Nacional de la Esquila

  • 18, 19 y 20 de enero
    Río Mayo

El Festival Nacional de la Esquila nació en el año 1979, cuando un grupo de vecinos de la localidad tuvo la idea de realizar un encuentro que resaltara las actividades principales que se desarrollaban en aquel entonces, con motivo del Día de la Tradición.
Debido a su rotundo éxito, el siguiente año, el Festival es declarado de interés municipal y posteriormente se convierte en Festival Provincial de la esquila. La fiesta siguió celebrándose de manera independiente durante los años consecutivos, hasta que en 1985, fue declarada “Fiesta Nacional de la Esquila”. Actualmente la fiesta es realizada durante la segunda quincena de enero, en el Predio que lleva el nombre de Don Olegario Paillaguala, antiguo poblador que cediera su chacra para la realización de la primera fiesta.
En ella se pueden observar diferentes actividades, como concurso de esquila , concurso de jineteada y demostración de destrezas criollas, gastronomía regional, asado criollo, muestra de artesanos locales, desfile de delegaciones y agrupaciones gauchas, Elección de Miss Vellón, gauchito y reina del festival, entre otros. Al ingreso del predio se encuentra ubicado el Museo galpón de la esquila, donde se pueden apreciar objetos, maquinaria, y fotografías que forman parte de la historia del festival.
Además, por el escenario mayor, que lleva el nombre de Inocencio Lemos quien fuese el ganador del primer concurso de esquila, han pasado innumerables artistas.
Desde sus inicios podemos decir que muchas cosas han cambiado. Y no solo en lo relacionado con el festival, sino en la vida cotidiana. Hacemos mención a la época en que aquellos pioneros llegaron a este rincón de la Patagonia, con un pequeño rebaño de ovejas, que viajaban en Caravanas a Comodoro Rivadavia una vez por año para vender la lana y comprar provisiones y de esa manera poder brindar el sustento a sus familias. Eran 30 días de viaje, soportando el frío el cansancio y la soledad. Por ende, este festejo es un genuino homenaje hacia aquellos hombres, que han luchado contra la adversidad, buscando un futuro para ellos y sus familias, un homenaje a ellos, esquiladores, perones rurales, y a quienes han aportado su grano de arena para el desarrollo de esta actividad económica.